DECÁLOGO DE LOS VIAJES DE PASO JUNIOR 

Viajar es la mejor escuela para los niños

Te ayuda a ser tolerante, empático y flexible a través de vivencias y no de libros

_________________________

Las normas de este decálogo se han ido elaborando con el paso de los años, gracias a todos los coordinadores y viajeros, colaborando y compartiendo experiencias con el mismo espíritu de viaje. 

Los veteranos las conocen bien, pero para los que sea su primera experiencia, y a pesar de explicarse bien en la página web, es importante que las lean con atención y las compartan.

 

A veces nos satura tanta información, o sólo nos fijamos en el precio, por eso es fundamental leer estas pautas de viaje y es sobre todo a los que viajan por primera vez con nosotros a los que va dirigido este decálogo.

Os invitamos a leerlo antes de viajar, compartirlo con vuestros hijos, despejar vuestras dudas y aceptar una filosofía de viaje diferente y abierta a nuevas experiencias.

Los viajeros deben asumir que nuestros viajes se apartan de la forma tradicional de organizar un viaje, principalmente debido a:

  • La autogestión y la falta de reserva de algunos servicios (como hoteles, medios de transporte, actividades, etc…) necesarios en la realización del viaje. Esto nos concede una gran ventaja: la flexibilidad.
  • Como consecuencia, el itinerario es provisional y susceptible de ser modificado a lo largo del viaje. La autogestión supone la implicación de cada participante en la organización de aquellos servicios no reservados. Esta filosofía nos permite evitar los canales del turismo organizado y así podemos integrarnos en la realidad de los países que visitamos
  • Nuestras rutas han sido específicamente elaboradas por expertos viajeros que además son padres para asegurarnos que iremos a un ritmo adecuado para familias y tener tiempo mínimo de transportes. Aún así, algunas veces no se podrá evitar por motivos fuera de nuestro alcance, el que viajemos durante varias horas.
  • Habrá un montón de tiempo libre que dará a las familias la oportunidad de participar en actividades que se adapten a sus intereses personales, y el coordinador os podrá informar de las distintas opciones según rangos de edad.

Dependerá de la situación particular de cada país, el que se reserven más o menos servicios, teniendo así que respetar un itinerario prefijado anteriormente.

El coordinador es un viajero más, igual que vosotros, que viaja por placer e interés y pudiendo viajar con su hijo/a siguiendo la filosofía Paso Junior. No se trata de un guía profesional. No es obligatorio que haya estado previamente en el país, pero se ha estudiado muy bien la ruta, dispone de los informes de viajes de años anteriores, guías y libros de viaje del país, os ha contactado a través del foro para preparar la ruta y habéis decidido entre todos los preparativos antes de la partida. No es un guía turístico y no es tarea suya el ilustraros sobre los monumentos, lugares y museos que visitéis (para eso podemos contratar en destino guías locales), tampoco es responsabilidad suya pedir la comida, o ir a cambiarte el dinero y no es el responsable de las dificultades que nos encontraremos durante el viaje intrínsecas a un viaje de aventura.

 

Aunque los coordinadores tienen experiencia en el cuidado de los niños, no es su labor encargarse del cuidado de estos. Los padres deben ser responsables de los niños en todo momento. Lo que si puede hacer, es intentar localizar algún servicio local que ofrezca el servicio de niñera si así lo desean.

Del coordinador se espera la labor de buscar alojamiento, transporte y coordinar las actividades comunes a través de la autogestión, tomando como base los viajes realizados anteriormente. Una actitud negativa o inflexible no ayuda al viaje, sino todo lo contrario, supone el riesgo de minar la buena marcha del grupo.

 

Utilizamos medios de transporte públicos y privados, algunas veces dormiremos en habitaciones comunes con baño compartido, otras en hoteles perdidos de gran encanto de mucha categoría, siendo conscientes que sois todo el grupo los que elegís y que verificáis los lugares escogidos.

 

Sed críticos, pero sobre todo expresar vuestra opinión de forma cordial y positiva. Se tendrán en consideración las opiniones de todos los miembros del grupo.

Nuestros viajes son sólo para familias, siendo estás de cualquier tipo, incluidas las tías/os, primos, padrinos, abuelos, monoparentales, mismo sexo… Siempre que viajes con un niño menor de 16 años, eres una familia para nosotros. Un viaje en familia es un viaje adaptado al niño. Es el que marca el qué, el cómo y el cuándo debemos hacer las distintas actividades y que localizaciones y distribución de tiempos debemos utilizar. Tus hijos tendrán compañeros exploradores incluidos en el pack, esto te deja con más tiempo para relacionarte con los demás y disfrutar realmente de tus vacaciones. Nuestras actividades están dirigidas a todas las edades, y animamos a todos los miembros de la familia a que se involucren, dando lugar a que todos disfruten del viaje por igual.

 

Viajaremos con otras familias. Será como viajar con un grupo de amigos, compuesto por familias afines. Sabemos que el desafío más grande en un viaje familiar es mantener a los niños entretenidos. Así que por esto no te tendrás que preocupar. Cada día tiene una mezcla de aventura llena de acción y tiempo libre flexible. Aunque cabe destacar que las actividades son definitivamente opcionales, y puede ser posible simplemente mirar, quedarse en el hotel o hacer algo de exploración independiente. Los padres serán siempre responsables de sus hijos, por lo que tendrán que supervisar a sus hijos que no quieran participar. Los niños tienden a hacer migas de inmediato, lo que te permite disfrutar más del viaje. Muchas familias terminan manteniendo la amistad una vez acabado el viaje. Cada grupo es un mundo y vais a vivir una gran experiencia, toda una aventura humana, compartiendo viaje con gente desconocida, algunos expertos viajeros, otros que viajan en grupo tras años viajando por su cuenta y otros para los que este viaje es su bautismo aventurero.

 

Compartiréis experiencias, emociones, vivencias, trabaréis grandes amistades y quizá pequeños desacuerdos. El éxito o el fracaso del viaje depende en gran medida de todos vosotros y de generar una armonía como grupo. El viajar en grupo comporta pequeños sacrificios, pero la experiencia se ve recompensada con creces. Debéis estar abiertos a la interacción con vuestros compañeros, aceptar sus peticiones y soportar los defectos.

 

Los grupos familiares son lo suficientemente pequeños para evitar las multitudes y llegar a algunos lugares fuera de la ruta típica, pero lo suficientemente grande para una buena mezcla social. El tamaño promedio de grupo (máximo 15 personas) nos permite movernos en barcos locales, autobuses y trenes, comer en restaurantes locales y relajarnos en alojamientos tradicionales y casas de familias.

 

Quien muy a nuestro pesar decidiera abandonar el grupo durante el viaje podrá hacerlo tras haber firmado una declaración que exima de cualquier responsabilidad a la agencia, perdiendo cualquier derecho con relación a la organización del viaje.

 

Si algún miembro del grupo cayera enfermo, el grupo aguardaría un mínimo de 24-48 horas (siempre y cuando no haya un vuelo contratado en ese período) esperando su posible recuperación. Una vez transcurrido ese período y en el caso de que el enfermo no pudiera continuar, se valorará que el grupo continúe el viaje y el enfermo sea repatriado.

Lo habitual en los viajes es hacer un “bote” entre todos los viajeros, que se utiliza para pagar los servicios incluidos dentro del presupuesto, como los alojamientos, transportes y demás actividades. Podemos hacer un segundo bote para los niños, ya que muchas veces estos tienen descuentos a la hora de comer o ciertas actividades. 

 

El presupuesto publicado en la página web es por adulto y se basa en la utilización de hoteles sencillos, restaurantes medios y transporte público local y está calculado a partir de la experiencia de grupos que han realizado el mismo viaje en otras ocasiones. El presupuesto de los niños dependerá de la edad de estos, y suele ser inferior a la cantidad estipulada por adulto. La fluctuación del tipo de cambio o en el caso de alquiler de coches que estén al máximo o mínimo de su capacidad puede influir en que el presupuesto sea mayor que el esperado. Los hoteles de lujo o de grandes cadenas internacionales y restaurantes caros no entran dentro del espíritu de nuestros viajes.

 

Se elegirá desde el primer momento un portador del bote, que se encargará de gestionar los fondos e informar de los gastos al coordinador que los irá anotando en el libro de ruta. Las aportaciones al fondo común serán siempre de pequeñas cantidades, para minimizar el daño en caso de robo o pérdida. En una situación así, el grupo responderá colectivamente, dividiendo la cantidad perdida entre todos los viajeros. 

 

En el caso en el que la agencia o el coordinador hayan aportado dinero correspondiente al apartado de presupuesto para reservar algún tipo de alojamiento o transporte, este importe se reintegrará al coordinador una vez se junte el grupo en el aeropuerto.

Utilizamos gran variedad de alojamientos, elegidos por su relación calidad-precio, ubicación y ambiente. Una vez abierto el foro, el coordinador propondrá distintas opciones para ir eligiendo entre todos. El coordinador reservará la primera noche desde España, ya que llegaremos cansados del viaje. El resto de hoteles se reservaran unos días antes de llegar, conforme el grupo vaya decidiendo la ruta. Esto nos permite una mayor flexibilidad y variar la ruta si así lo decide el grupo. 

 

Los alojamientos podrán ser de todo tipo y hay que estar abierto a ello. Se procurará que las familias de dos duerman en una habitación doble. Para grupos de tres, haremos todo lo posible para darles una habitación triple. En algunos lugares las habitaciones triples son escasas. Esto significa que en la práctica, una habitación triple a menudo es una habitación doble con un colchón extra o con una cama suplementaria. Donde no sea posible proporcionar una habitación triple, podréis decidir que miembro de la familia duerme en una habitación individual o compartiendo con otra familia en la misma situación. Para las familias de cuatro o más, lo más probable es encontrar dos habitaciones dobles, aunque siempre que sea posible, encontraremos una habitación cuádruple o dos dobles contiguas. Siempre haremos el mayor esfuerzo para asegurar que las familias se hospeden juntas, pero no siempre podemos garantizar esto, ya que la mayoría de las viajes familiares son durante la temporada alta. Habrán ocasiones en las que usaremos dormitorios compartidos entre los miembros del viaje o incluso con otros viajeros, pudiendo disponer de baño privado o no. 

 

Siguiendo la filosofía de Paso Junior, priorizaremos pequeñas casas de huéspedes que reflejan el carácter de la zona, regentadas por la gente local. Así nos alojaremos en hoteles de 2 a 3 estrellas, casas familiares… De esta manera ayudaremos a pequeñas economías, teniendo mayor contacto con la población local y costumbres.

 

El alojamiento siempre será limpio, sencillo y family welcome, ofreciendo a los más pequeños espacio donde jugar y correr. El baño algunas veces estará en la habitación y otras será compartido en el pasillo. En algunas zonas rurales, estos pueden ser de un nivel más rudimentario que en casa. En estas circunstancias se recomienda llevar productos de saneamiento de manos y servilletas. Recuerda – ¡es todo parte de la experiencia!

 

También buscamos experiencias de alojamiento únicas, como dormir bajo las estrellas en el desierto. Cuando los viajes se realicen en tiendas de campaña, estas serán de tres plazas y será función de todo el grupo el montarlas y desmontarlas, así como la preparación la comida cuando dispongamos de hornillos y material de cocina.

En algunos de nuestros viajes nos desplazaremos en transporte privado. En algunas ocasiones será un conductor local el que conduzca, pero en otras ocasiones seremos nosotros mismos.

 

Los viajeros que se apunten a este tipo de viajes y no dispongan de permiso de conducir o no están capacitados para conducir en ese país, ya que los caminos pueden estar en mal estado y la conducción puede ser por la izquierda, deben de comunicarlo con anterioridad a Paso Junior. El resto de viajeros aceptarán turnarse para conducir solo si están capacitados para ello y deberán tramitar el permiso de conducir internacional en la jefatura de tráfico de su comunidad, ya que dicho permiso puede ser requerido por las autoridades locales del país de destino.

 

Por norma general, desde Paso Junior nos encargaremos de reservar los coches con anterioridad, con el fin de reducir costes de reservas de última hora.

 

En muchos países, las sillitas de seguridad para coches no son obligatorias, y los taxis y coches de alquiler no las llevan, por lo que si os parecen imprescindibles, las tendréis que traer y cargar vosotros.

 

Todos los participantes de este tipo de viajes aceptan que:

  • Deberán pagar en destino una cantidad diaria al proveedor local del vehículo con el fin de reducir en la medida de lo posible la franquicia del vehículo y eliminar posibles contingencias y pagos en caso de rotura o accidente.
  • La compañía de alquiler de coches exigirá una tarjeta de crédito en concepto de garantía en el momento de retirar el vehículo a nombre de una de las personas a cuyo nombre se haga el contrato de alquiler. El viajero que no disponga de tarjeta de crédito deberá comunicárselo a Paso Junior previamente a la salida del viaje.

 

El viajero por tanto se compromete:    

  • A ser plenamente solidario con todos los compañeros de viaje en caso de costes extras imputados por la compañía de alquiler, debidos a daños causados al vehículo, robo, multas de tráfico, etc…e independientemente de la circunstancia en la que se encuentre en el momento del daño o infracción y tanto si se encuentra en el vehículo multado o en otro que forme parte del grupo.                                                                                      
  • En relación a los compañeros de viaje que han dejado como depósito su tarjeta de crédito, se compromete a reembolsar la parte del dinero proporcional que corresponda a los gastos extra que la compañía de alquiler cargue en la tarjeta.
  • A saldar durante el curso del viaje y en el mismo momento en el que se realiza el pago del servicio, la cantidad estipulada de común acuerdo, basada en la división en partes iguales entre todos los participantes del grupo del total de los gastos incurridos.  

Viajar es beneficioso para los niños, entre otras cosas por la infinita oportunidad de crecimiento que da. Y más aún si es en familia. El encuentro con nosotros mismos, con otras familias y con la nueva cultura, es una fuente inagotable de lecciones de vida.

 

En nuestros viajes tratamos en la medida de lo posible integrarnos con la población local, acercarnos a su cultura y a su ambiente, pero siempre desde el punto de vista del respeto, no queriendo imponer nuestras costumbres sino aceptando las suyas. Nos gusta viajar como viajeros, no como turistas, tratando de contaminar lo menos posible con nuestros pasos el medioambiente y las sociedades locales. Buscamos fomentar un turismo responsable desde el punto de vista social, económico y ambiental.

 

Conviene que nos informemos sobre el país al que vamos a viajar, sus costumbres, su cultura, sus tradiciones, su religión, su historia. Nunca debemos adoptar comportamientos ofensivos a las costumbres o vestimentas locales ni pretender que nos traten diferente al resto por el simple hecho de ser occidentales. Los países a los que viajamos son tolerantes con las normas occidentales, pero te ganarás el respeto local si incluso los niños se visten apropiadamente. Este es particularmente el caso de las adolescentes: ropa muy corta, donde en otros lugares es de moda, atraerá la atención y las miradas no deseadas. Recuerda que viajaremos a países con otras religiones, por lo que tendremos que vestir de forma un poco conservadora. En las zonas más turísticas puede no ser un problema, pero más vale evitar y además enseñamos a los niños el valor de respetar las costumbres de a dónde vamos.

 

Siempre debemos pedir permiso antes de fotografiar. Ya verás cómo entablar una conversación y ganar una sonrisa es mejor que “robar” una foto. Comprar negociando un precio justo, no mostrar nuestra riqueza o pelear hasta la saciedad por 10 céntimos, sino negociar desde una situación de igualdad. Ofender al pueblo que nos recibe no es solo señal de mala educación, sino de gente poco civilizada. Respetar sus leyes y costumbres y no derrochar cosas que para nosotros pueden ser básicas como la comida o el agua, que en ciertos países pueden resultar bienes preciosos.

Se deben tener las mismas precauciones que en cualquier otro viaje. La situación internacional es complicada, y desgraciadamente ya no nos sorprende ver en los titulares de las noticias algún tipo de conflicto local, atentado o catástrofe natural. Es por ello que resulta tremendamente complicado prever a un año vista la situación de seguridad en los países. La web del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, facilita dentro de su apartado Países y Regiones, un amplio desglose país por país de las distintas situaciones de seguridad, así como los requerimientos en cuanto a visados y vacunas. Existen páginas similares para los ciudadanos franceses, las recomendaciones del gobierno británico, o la página estadounidense.

 

Cada país tiene sus propios barómetros en cuanto a los niveles de seguridad, por lo que las informaciones y consejos pueden diferir unos de otros. Invitamos a todos los viajeros a consultar estas páginas web aconsejadas y así valorar objetivamente la situación de seguridad del país de destino y decidir así su participación en el viaje.

Os hemos invitado en cierta manera a que recapacitéis sobre el viaje que vais a emprender. Si en algún momento os dais cuenta de que os habéis equivocado de viaje o que no habéis comprendido bien la filosofía de nuestros viajes, tratad de no reaccionar equivocadamente. Intentad adaptaros a la vida del grupo y llevad la convivencia lo mejor que podáis. Ya veréis como vuestros compañeros os ayudarán a descubrir un nuevo estilo de viaje que os abrirá la mente y la forma de ver la vida, así como una nueva forma de relacionarnos dentro de una comunidad viajera que viaja fuera de los esquemas preconcebidos.

 

Te has planteado estas preguntas: ¿sabes que vas a ver? ¿En qué medio de transporte vas a viajar? ¿Dónde vas a alojarte? ¿Qué experiencias vas a vivir? Te recomendamos que te documentes la ficha práctica del viaje y si te das cuenta de que no es lo que esperabas, permitidnos un consejo: sobre todo trata de no mostrar actitudes negativas, déjate llevar, disfruta el viaje y fíate de tus compañeros de viaje.

 

¡¡¡¡NOS VEMOS EN EL VIAJE!!!!

¿Tienes alguna duda?

Llámanos al teléfono 685 696 677 o escríbenos:

Nombre:

Email:

Teléfono:

Asunto:

Mensaje: