CABECERA TAILANDIA

TAILANDIA CON NIÑOS EN AGOSTO

VOLVEMOS AL PAÍS DE LAS SONRISAS

Ruta de aventuras de Tailandia

Playas de arena blanca y aguas turquesa, selvas, montañas, ríos, viajar en tren-cama, tuk-tuk y barco. Tirolinas, cultura vibrante, rica comida, templos dorados, coloridos mercados, monos, elefantes, peces multicolor, … hay algo para cada rango de edad y todos los gustos.

del 03/08/2018 al 20/08/2018

Si el verano pasado te quedaste sin plaza, este verano volvemos a Tailandia para repetir la gran experiencia que vivimos.

Continente asiático

Tailandia es el destino más family welcome del sudeste asiático. Conocida como el país de las sonrisas, por la amabilidad de su gente. Perfecta para viajar con los más pequeños por el clima, la seguridad y la devoción hacia los niños.

¿Estás buscando un destino exótico para viajar con los niños? Tailandia es el destino más family welcome del sudeste asiático. Playas de arena blanca, aguas turquesa, selvas, montañas, una cultura vibrante, rica comida, templos dorados, coloridos mercados, veremos monos, bañaremos a los elefantes en el río… hay algo para cada rango de edad y todos los gustos.

Es conocida como el país de las sonrisas, por la amabilidad de sus gentes. La Tailandia que vamos a descubrir, es perfecta para viajar con los más pequeños: por el clima, la seguridad y esa devoción que sienten los tailandeses hacia los niños.

Las atracciones de animales abundan en Tailandia. Además tiene excelentes infraestructuras como sanidad y transportes, siendo algunos de estos una novedad para los más pequeños y super divertidos.

A los niños les encantan los viajes en tren durante la noche, en los que se pueden asignar las literas más bajas con vistas a las estaciones. Las lanchas rápidas son otro favorito, y como no, los famosos y divertidos tuk-tuks.

Los templos son un sitio donde los niños se entretienen más de lo imaginado. La subida a templos en montañas, contar monos trepando, las varitas de incienso ardiendo, la reverencia delante del Buda, tocar las láminas de oro de la imagen central… es un proceso muy activo en el que involucrar a los niños es muy divertido.

En definitiva, será un éxito de viaje difícil de olvidar, tanto para niños como para adultos.

¡Ya queda muy poco para viajar a Tailandia!

viajes en familia

ITINERARIO: VIAJE 18 DÍAS

Ruta de Tailandia agosto 2017

3 ago. DÍA 1: España (Madrid) -> Bangkok

4 ago. DÍA 2: Bangkok. Bienvenida y primera toma de contacto con la ciudad, llegaremos por la mañana. Estaremos cansados, así que descansaremos un rato en nuestras habitaciones y nos bañaremos en la piscina… cambiar dinero y paseo por la zona. Quizás podamos ver la puesta de sol desde un barco y luego nos merezcamos un masaje tailandés después de ese largo viaje…

5 ago. DÍA 3: Bangkok.  Por la mañana iremos en el barco por el río Chao Phraya a Wat Pho y al Grand Palace y volveremos en divertidos tuk-tuks. Tarde libre para pasear.

6 ago. DÍA 4: Bangkok – Kanchanaburi. Por la mañana visitaremos el mercado flotante Damnoen Saduak y el mercado sobre la vía del tren o Talad Rom Hoop (Maeklong). Y por la tarde nos dirigiremos a Kanchanaburi.

7 ago. DÍA 5: Kanchanaburi. Hoy iremos a ElephantsWorld temprano para provechar al máximo con los elefantes. 

8 ago. DÍA 6: Kanchanaburi – Ayutthaya. Disfrutaremos de más tiempo con nuestros amigos elefantes y por la tarde nos dirigimos a Ayutthaya.

9 ago. DÍA 7: Ayutthaya. Tendremos la mañana libre para bañarnos en la piscina o pasear por los templos en bici o a pie. Cenaremos en el interesante mercado nocturno.

10 ago. DÍA 8: Ayutthaya – Chiang Mai. Iremos al mercado flotante por la mañana para por la tarde disfrutar un rato en la refrescante piscina. Por la noche viajaremos a Chiang Mai en el tren nocturno. 

11 ago. DÍA 9: Chiang Mai. Nos recogen en la estación de tren para llevarnos a cascadas, paseo por la selva y arrozales antes de nuestra llegada al poblado Karem, donde dormiremos en casas de familias en Mae Kampong homestay.

12 ago. DÍA 10: Chiang Mai. Desayuno con las familias y marchamos del Mae kampong homestay hacia Chiang Mai para tener la tarde libre en la piscina o visitar templos.

13 ago. DÍA 11: Chiang Mai. Por la mañana iremos a tirarnos en tirolinas y por la tarde haremos un curso cocina tailandesa.

14 ago. DÍA 12: Chiang Mai. Haremos una excursión a una cueva, subiremos el sticky waterfall y haremos rafting en balsas de bambú. Por la noche podemos ir al mercado nocturno.

15 ago. DÍA 13: Chiang Mai – Islas. Este día será destinado a desplazarnos a Koh Tao, ya que está muy lejos y nos llevará gran parte del día de trayecto.

16 ago. DÍA 14: Islas. En Koh Tao disfrutaremos de playas maravillosas o podremos hacer snorkel o bucear.

17 ago. DÍA 15: Islas. Podemos coger un barco para visitar otras zonas de la isla y ver más playas y hacer snorkel.

18 ago. DÍA 16: Islas. Seguimos disfrutando del paraiso y descansando, pero la salida al último destino que es Phuket tendrá que ser hoy para estar allí con tiempo suficiente y no perder el vuelo.

19 ago. DÍA 17: Phuket. El avión sale desde aquí por la tarde/noche así que podemos pasar el día por aquí disfrutando de unas pocas horas de relax que nos quedan.

20 ago. DÍA 18: -> España

tailandia con niños
PORTADA 5

INFORMACIÓN DETALLADA DEL VIAJE

BANGKOK, LA CAPITAL DEL REINO SIAM Y CAMPAMENTO DE ELEFANTES (Días del 1º al 6º)

 

Bangkok, la gran capital del sudeste asiático, repleto de rascacielos, tuk-tuks, estrechos callejones y comercios de los más variopinto.

 

Aprovecharemos unos días en la capital para visitar el Gran Palacio y el templo Wat Pho. ¡Aprender el pasado de esta ciudad a través de sus templos seguro les fascinará!.

 

Navegar por el Chao Phraya y sus canales hará que pases un día diferente y muy divertido observando cómo era y sigue siendo la vida en esta ciudad, además de degustar la deliciosa cocina Thai.

 

Y si eres de los que te gusta llevarte algún recuerdo a casa, no perderemos la oportunidad de pasear por los mercados de Damnoen Saduak y Maeklong.

 

Visitaremos un santuario de elefantes donde los pasearemos por la selva, los bañaremos en el río, cosecharemos y cocinaremos sus alimentos y les daremos de comer. Aprenderemos acerca de su situación y muchas cosas que seguro no sabéis. Y para aprovechar al máximo la experiencia de interactuar con ellos, dormiremos una noche aquí para pasar otro día más con nuestros grandes amigos.

TEMPLOS, SELVA, CASCADAS Y TRIBUS (días del 6º al 13º)

 

De camino hacia el norte del país y atravesando pequeñas aldeas y arrozales iremos a Ayutthaya donde visitaremos las ruinas de la antigua capital del imperio de Siam, hoy consideradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

 

Viajaremos a Chiang Mai, donde hay algunos de los mejores templos budistas del país. Desde aquí realizaremos una excursión por la selva, conociendo aldeas indígenas. Enriqueceremos a nuestros hijos exponiéndolos a una nueva cultura.

 

Pasearemos en bici por la ciudad. Aprovecharemos para hacer un curso de cocina o de masaje tailandés. ¡A los más atrevidos les encantará el día de tirolinas que les tenemos preparado!

 

También tendremos la oportunidad de hacer actividades al aire libre – trekking, subir por cascadas, rafting en balsas de bambú. Podremos pasear por un mercado nocturno para encontrar todo tipo de curiosidades.

 

Será de interés y máxima diversión para los niños y los no tan niños.

ISLAS PARADISÍACAS Y PECES MULTICOLOR (días del 13º al 18º)

 

Pasaremos algunos días en las islas Koh Phangan o Koh Tao, donde mares turquesa, transparentes, cálidos y poco profundos son perfectos para nuestros pequeños nadadores y las mareas bajas de la tarde son ideales para pasar la tarde jugando en la blanca arena.

 

Disfrutaremos también de la selva interior, pasearemos en kayak por los manglares y visitaremos la cascada Phaeng o las aldeas de pescadores.

 

Los niños mayores pueden hacer un curso de buceo en uno de los mejores lugares para aprender por el entorno y por precio.

 

Allí se encuentra una de las mejores academias de submarinismo certificada de habla española y podrán obtener su primera titulación sin preocuparte y los más pequeños hacer snorkel y ver un montón de peces de miles de colores.

 

Y como no, podremos relajarnos leyendo un libro bajo una palmera y comer el mejor pescado y marisco fresco al mejor precio o disfrutar de esas impresionantes puestas de sol.

 

Ya por último nos toca decir adiós a este maravilloso país y nuevos amigos los cuales estamos seguros seguiréis manteniendo el resto de vuestras vidas, al igual que los recuerdos que habréis acumulado en este viaje.

tailandia con niños 4
PORTADA 3
NUESTROS VALORES
tailandia con niños 3

Más información para las familias viajeras a Tailandia

Tailandia cuenta con numerosos hoteles de distinto rango. En este viaje a Tailandia y siguiendo la filosofía de El Paso del NW, nos hospedaremos en acogedoras guesthouses o pequeños hoteles propiedad de una familia con el fin de conocer mejor la identidad del país. En nuestra filosofía prevalece la sencillez pero a la vez acogedor. De esta manera ayudamos a las pequeñas economías locales, tenemos un mayor contacto con la población local, sus costumbres y aprendemos de sus gentes. Utilizamos una variedad de alojamiento, elegidos por su relación calidad-precio, ubicación y ambiente.

 

Hormigas u otros insectos son a veces compañeros de habitación no invitados.

 

El alojamiento será limpio y sencillo. El baño quizá algunas veces estará en la habitación y otras será compartido en el pasillo.

 

También tratamos de buscar experiencias de alojamiento únicas, como dormir en cabañas de un poblado indígena en la selva. En la playa el alojamiento también consistirá en pequeños bungalows.

 

Los establecimientos suelen dotar de sábanas pero no siempre de toallas.

 

Se procurará que las familias de dos duerman en una habitación doble para ellos. Para grupos de tres haremos todo lo posible para darles una habitación triple. En algunos lugares las habitaciones triples son escasas. Esto significa, en la práctica, una habitación triple a menudo es una habitación doble con un colchón extra o con una cama más añadida. Donde sea imposible proporcionar una habitación triple, podréis decidir que miembro de la familia duerme en una habitación individual o compartiendo con otros en la misma situación. Para las familias de cuatro o más lo más probable es encontrar dos habitaciones dobles, aunque siempre que sea posible, encontraremos una habitación cuádruple o dos dobles contiguas. Siempre haremos el mayor esfuerzo para asegurar que las familias se hospeden juntas, pero no siempre podemos garantizar esto, ya que la mayoría de las viajes familiares son durante la temporada alta.
Una piscina es siempre una gran atracción para los niños, así que se tratará de usar hoteles con piscinas en lo posible. Dependiendo de qué tan lejos de las rutas más turísticas este nuestro itinerario, tal vez no haya hoteles con piscinas cerca, pero vamos a tratar de encontrar un lago de agua dulce o playa donde refrescarnos.

Nos desplazaremos la mayor parte del tiempo en transporte público. Serán Tuc-Tucs, taxis o autobuses urbanos en la ciudad y en los grandes desplazamientos autobuses públicos donde a veces no se dispone de mucho espacio para las piernas.

 

Durante pequeños trayectos el modo de transporte serán pick-ups o pequeñas furgonetas y los que quieran y puedan podrán hacerlo en bicicleta para visitar algunas ciudades.

 

Nos desplazaremos a pie y en balsa de bambú durante alguna excursión.

 

Hasta las islas nos desplazaremos en barco.

 

También tomaremos un tren donde dormiremos en camas.
Habrán ocasiones donde optaremos por transporte privado que nos desplace de una ciudad a otra para evitar que nuestros viajeros más pequeños se cansen demasiado y así asegurarnos que todos disfrutamos del viaje hasta el final.

 

A tener en cuenta:
Los desplazamientos en algunos momentos serán de bastantes horas. Se tratará de viajar durante la noche. En barco el trayecto será de unas 3 horas.

En nuestros viajes tratamos de hacer todo de la manera local, y eso significa comer en restaurantes locales. La comida es siempre recién hecha y deliciosa. Nos alejaremos de las grandes cadenas hoteleras o de establecimientos de fast-food internacional.
En Tailandia podréis saborear la espléndida cocina Thai como los típicos kway tiaw que son lo que llamamos noodles, preparados de mil maneras como los Phat Thai (deliciosos noodles fritos con huevo, favorito entre los pequeños) Tom Yam Kung o sopa de gambas en crema de coco, Tom Kha Kai, la exquisita sopa picante de pollo en crema de coco o las mil variedades de arroz como el khao pat (arroz frito) o khao niaw (bolitas de arroz que te comes untándolas en salsas).

 

La comida puede llega a ser bastante picante, pero tranquilos que hay muchísimas opciones no picantes para niños. Los niños locales no empiezan a comer picante hasta que son bastante mayores. Además hay una rica y extensa variedad de frutas tropicales tanto naturales como en batidos: plátanos, papaya, piña,….

 

¡¡Y no dudéis a la hora de probar la comida en los mercados callejeros!!! Si sientes que tus hijos podrían ser reacios a probar la comida, ¿por qué no cocinar algunos de los platos locales en casa antes de ir o probar restaurantes de comida tailandesa?. Nunca está de más traer algún snack que les guste.

 

Bebés: La lactancia materna en público es culturalmente aceptable siempre y cuando seas razonablemente discreta. Llevar una prenda adicional, como un chal, para taparos a ti y al bebé puede ayudar a mantener la curiosidad masculina a raya.

Cada viaje en Paso Junior es una nueva aventura y saber con quién lo haremos resulta importante. En este viaje a Tailandia, la coordinadora será Hissora, experta viajera y madre trotamundos, quien lleva muchos kilómetros de mochila junto a sus hijos y otros niños. Siguiendo la filosofía de Paso Junior, ella también viajará en familia y vendrá con su hijo Kai de 19 meses.

Ella ha estado varias veces haciendo esta ruta y la tiene muy bien preparada, así que os podrá proponer más alternativas, actividades para distintos rangos de edad y momentos libres.

Así, teniendo en cuenta el tiempo que se emplee en cada lugar y otras condiciones, junto a Hissora podréis cumplir con el itinerario propuesto o adaptarlo a las necesidades del grupo.

Viajar a Tailandia junto a Paso Junior es posible. Nuestra propuesta queda discriminada en dos apartados:

 

Bajo el concepto de Precio  se incluye el billete de avión, las tasas aéreas, el servicio del coordinador y el seguro de viaje. Se trata de la única cantidad de dinero que debéis pagar a Paso Junior.

 

Por otro lado, os proponemos un Presupuesto, que es la cantidad de dinero que tienes que llevar para pagar el alojamiento, transporte interno, comida y actividades durante la ruta, como el trekking por la selva u otros gastos que podrían surgir durante el viaje. De esta manera nuestra forma de viajar es más flexible y lo que gastamos es en beneficio para las pequeñas economías locales. Estos presupuestos son en base a un adulto. Consultar el presupuesto estimado por niños, ya que suele variar dependiendo de las edades y número de miembros en la familia.

 

A tener en cuenta:

No entran dentro del presupuesto las bebidas, los regalos que os queráis comprar durante el viaje o las actividades que no estén incluídas en la guía del viaje.

 

Precio por persona

Agosto 2017

Del 03 al 20 de agosto, 2017

Precio: 1390€ |  Presupuesto: 690€

Se abonará en concepto de pre-reserva 100€, un 50% a la hora de confirmación del grupo y el resto 15 días antes de la salida del viaje.

 

 

Descuentos

  • 5% para Familias Numerosas* (mostrando carnet correspondiente)
  • 5% para Familias Monoparentales* (mostrando carnet correspondiente)
  • 5% para todas las familias* que reserven con al menos tres meses de antelación a la fecha de salida del viaje. 
  • Los niños menores de 2 años sólo pagan el 50% del precio indicado en cada viaje, quedando incluido el seguro de viaje.

*Estas promociones no son acumulables

 

 

 

CLIMA

 

El clima en Tailandia es tropical con una alto grado de humedad, y consta de tres estaciones: La lluviosa de junio a octubre (donde más llueve es en la costa de Andamán, y bastante menos en la costa del Golfo) la “fría” de noviembre a febrero (en las montañas sí que descienden las temperaturas, pero en el resto ronda los 25-30ºC) y la calurosa y seca de marzo a junio. (diurnas 27-35º, nocturnas 21º).

 

La piel sensible de los niños debe ser protegida del sol tanto como sea posible, tanto con ropa (sombreros de ala y mangas largas) como con litros de protección solar. Golpes de calor y la deshidratación puede afectar mucho más rápido a los niños que a los adultos. Gafas de sol con protección UV completa protegen los ojos sensibles.

 

Puedes ver el tiempo que hace en estos momentos en Tailandia

 

 

SALUD: RECOMENDACIONES SANITARIAS DEL VIAJE A TAILANDIA

 

En su mayor parte, no tenemos que preocuparnos demasiado acerca de los problemas de salud en Tailandia. Los niños son más vulnerables que los adultos a los trastornos del estómago: aconsejamos llevar sales de rehidratación en caso de diarrea. Para evitar problemas de estómago, debemos beber agua mineral embotellada, que es fácilmente disponible, y evitar frutas frescas peladas y ensaladas lavadas. Hay leche fresca y en polvo, pero vale la pena comprobar que los productos lácteos frescos (como la leche, la crema, el yogur y el queso crema) están hechos con leche pasteurizada. El helado es generalmente mejor evitarlo en las zonas rurales donde el suministro de electricidad es a menudo poco fiable, lo que lleva a que las cosas se descongelen y se vuelvan a congelar.

La higiene general puede no ser la prioridad que es en muchos países occidentales; llevar un desinfectante de manos es una buena idea en caso de que el suministro de agua local sea sospechoso.

Otras cosas a tener en cuenta incluyen el tráfico loco y los animales callejeros y los monos que pueden ser portadores de alguna enfermedad. Los niños deben ser advertidos de no jugar con los animales, ya que la rabia es relativamente común y algunos animales domésticos y monos salvajes pueden ser agresivos. Mosquiteras y repelentes son útiles; la malaria no es un problema en las partes de Tailandia a las que vamos a ir y existe algo de dengue en las zonas muy rurales.

Aparte de eso, las picaduras pueden fácilmente llegar a infectarse con el calor. Allí podemos conseguir repelente de mosquitos con 12% DEET, así que si prefieres otro debéis traerlo de casa.

 

Servicios médicos:

En la mayoría de los países en los que viajamos, hay hospitales o centros médicos privados de estilo occidental, y esto ha sido una de las cosas tomadas en cuenta a la hora de elegir estos destinos. Viajas con un seguro médico incluido en el precio del viaje que ofrece asistencia, asesoramiento y suelen tener un centro médico recomendado u hospital en los destinos a los que vamos. Si tienes cualquier problema médico, debes mencionarlo a la hora de hacer la reserva y a tu coordinador y considerar que los seguros de asistencia médica en viaje tienen una exclusión sobre las enfermedades preexistentes.

 

Botiquín de primeros auxilios:

Aunque no es necesario, siempre es bueno estar preparado para pequeños golpes o contusiones en el camino. Sin exagerar, se recomienda llevar algunas tiritas y desinfectante, paracetamol, pastillas para el mareo (si es necesario), isotónicos y cualquier elemento médico personal que podrían ser necesarios durante el viaje. Si un miembro de la familia está viajando con medicamentos recetados, se recomienda que viajen con extra por si se pierde o daña. También recomendamos llevar una carta del médico o la receta y avisar al coordinador y la agencia de alguna condición médica. Si vas a viajar con cualquier medicamento que necesite ser refrigerado, avísanos al reservar.

 

Un truco:

Si le estáis dando el pecho al bebé ponéroslo en la teta durante el ascenso y el descenso de cada vuelo. El acto de succionar ayudará a desbloquear los oídos en el caso de que la presión le afectase. Si no toma el pecho llega con darle el chupete, el biberón o algo de comer para que mastique.

 

Vacunas:

No es obligatoria ninguna vacuna para viajar a Tailandia, pero son necesarias tomar algunas precauciones como la vacuna del tétanos. También existe cierto riesgo de paludismo en las zonas rurales del norte de Tailandia fuera de los núcleos grandes de población.
De todas formas siempre debes contactar con tu centro de vacunación donde están al día de las posibles epidemias o enfermedades y siempre te pueden informar de las
vacunas que pueden resultar necesarias para realizar este viaje. Ponte en contacto ellos al menos 60 días antes de la salida.

 

Para más información visita la página del Ministerio de Sanidad en la sección de sanidad exterior y mira los siguientes apartados:

  • En situación sanitaria por países, échale un vistazo a la información sobre Tailandia.
  • En los centros de vacunación internacional de tu comunidad te podrán informar de una manera más rigurosa y te podrás hacer el carné de vacunación para acordarte en tus próximos viajes de lo que te has vacunado.
  • No olvides leerte los consejos sanitarios que te recomienda el Ministerio de Sanidad sobre qué hacer antes, durante y después del viaje.

 

CONDICIÓN FÍSICA

 

Durante el viaje no hace falta tener ningún tipo de condición física especial, tan solo soportar la humedad del ambiente. Las caminatas no serán muy prolongadas, y existirán numerosos descansos. En la selva, carecen de servicios turísticos y la gente que nos encontraremos no habla inglés (¡y menos español!) ¡Pero es esto lo que hace que merezca la pena!

 

Requisito indispensable: mentalidad positiva, espíritu de grupo y capacidad de adaptación para aguantar mejor las condiciones meteorológicas adversas, la falta de confort y el calor, que son las causas que pueden hacer que el viaje resulte duro.

 

 

DOCUMENTACIÓN

 

Los niños necesitan pasaporte igual que los adultos, así que no os olvidéis de sacárselo en el caso de que no lo tengan. Otros documentos como el DNI o el libro de familia no nos sirven. Los pasaportes tienen que tener una validez de al menos 3 meses en el momento de entrar en el país.

 

 

DINERO

 

La divisa oficial de Tailandia es el Bath (THB). En Tailandia no existe ningún problema para cambiar los Euros y existen múltiples bancos y cajeros de donde sacar dinero con tu tarjeta de Crédito.  

 

Tienes a tu disposición un conversor de divisas para saber cuánto vale el Bath tailandés 

 

 

ENLACES DE INTERÉS PARA VIAJAR A TAILANDIA CON NIÑOS

 

Puedes visitar las siguientes páginas web para informarte más antes de emprender tu viaje a Tailandia.

 

Siempre es interesante la página del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación y en especial leer dentro del apartado “Servicios consulares y recomendaciones de viaje” la ficha de viaje concerniente a Tailandia.

 

Embajada de España en Tailandia

Cancillería: 23 Floor, Lake Rajada Office Complex. Rajadapisek Road, Klongtoey. Bangkok.

Teléfono/s: +66 (0) 2 661 8284, +66 (0) 2 661 8285 y +66 (0) 2 661 8286 y +66 (0) 2 661 8287

Fax/es: +66 (0) 2 661 92 20

Email: emb.bangkok@maec.es

 

La Dirección de la Embajada de Tailandia en España es:

Dirección: Calle Joaquín Costa 29, Madrid

Tel. (0034-91) 563-2903, 563-7959, 411-5113

Fax. (0034-91) 564-0033, 562-4182

Email: thaimad@mfa.go.th

 

Existe un consulado en Barcelona:

Dirección: Av Diagonal, 339 bis, 4º 1ª C.P.08037 Barcelona
Tel. (0034-93)-458 14 61
Fax. (0034-93)-458 14 61

 

Página web del Tourism Authority of Thailand (TAT): Tourism Thailand

 

 

 

LITERATURA COMPLEMENTARIA

 

Os recomendamos con el fin de conocer el país con profundidad y aportar al grupo información de cara a tomar decisiones sobre dónde hospedarse, qué ver y dónde comer, os recomendamos adquirir una guía de viaje a Tailandia. Os recomendamos que la guía sea de literatura para mochileros, donde os indique los alojamientos según precio, dirección de las estaciones de autobuses con sus horarios,…etc

Entre ellas recomendamos:

  • Tailandia – Lonely Planet
  • Tailandia – Guía Azul
  • Tailandia – Trotamundos

 

Recomendaciones de películas que podéis ver antes de venir:

  • Puente sobre el río Kwai
  • Este vídeo os puede inspirar para viajar a Tailandia con niños: Ver vídeo

>>Descargar Checklist del equipaje para viajar a Tailandia con niños

 

 

OTROS

  • Carrito:

Si tienes que llevar carrito, lo mejor es que sea lo más pequeño y ligero posible, si además se puede plegar será perfecto. Bangkok tiene zonas algo caóticas y con bastante gente, aparte de que la mayoría de aceras y edificios no están adaptadas para carritos/sillas de ruedas, con lo que en algunos sitios puede ser incómodo y poco práctico. Es recomendable llevar una cubierta o funda para que no le dé el sol directamente al bebé/niño o para que duerma la siesta cómodamente. No os olvidéis tampoco la funda para la lluvia.

 

  • Mochila portabebé:

Si vuestro hijo/a aún la usa, es esencial. Hay muchas visitas a monumentos, tiendas o mercadillos en las que al haber muchísima gente el carrito puede resultar incómodo. Además, así tendremos las manos libres. Algo ergonómico como la ErgoBaby, que es muy práctica porque puedes llevar al bebé en la espalda o en el pecho.

 

  • Trona:

Está la Totseat, que es un arnés de tela que se pone en las sillas de adultos para que el bebé se pueda sentar y apenas ocupa espacio. Aunque muchos restaurantes tienen tronas, puede hacer falta en algunas ocasiones.

 

  • Asientos de seguridad de coches:

Son casi inexistentes, por lo que si os parecen imprescindibles, lo tendréis que traer y cargar vosotros.

 

  • Pañales desechables y toallitas:

Leche de bebes, pañales y toallitas limpiadoras son fáciles de conseguir en las ciudades importantes, aunque las tallas son más pequeñas. Ven preparado con bolsas de plástico para evitar contribuir al problema de basura.

Las normas de este decálogo se han ido elaborando con el paso de los años, gracias a todos los coordinadores y viajeros, colaborando y compartiendo experiencias con el mismo espíritu de viaje. Los veteranos las conocen bien, pero para los que sea su primera experiencia, y a pesar de explicarse bien en la página web, es importante que las lean con atención y las compartan. A veces nos satura tanta información, o sólo nos fijamos en el precio, por eso es fundamental leer estas pautas de viaje y es sobre todo a los que viajan por primera vez con nosotros a los que va dirigido este decálogo. Os invitamos a leerlo antes de viajar, compartirlo con vuestros hijos, despejar vuestras dudas y aceptar una filosofía de viaje diferente y abierta a nuevas experiencias.

 

1. UNA FORMA DIFERENTE DE AFRONTAR EL VIAJE

Los viajeros deben asumir que nuestros viajes se apartan de la forma tradicional de organizar un viaje, principalmente debido a:

  • La autogestión y la falta de reserva de algunos servicios (como hoteles, medios de transporte, actividades, etc…) necesarios en la realización del viaje. Esto nos concede una gran ventaja: la flexibilidad.
  • Como consecuencia, el itinerario es provisional y susceptible de ser modificado a lo largo del viaje. La autogestión supone la implicación de cada participante en la organización de aquellos servicios no reservados. Esta filosofía nos permite evitar los canales del turismo organizado y así podemos integrarnos en la realidad de los países que visitamos
  • Nuestras rutas han sido específicamente elaboradas por expertos viajeros que además son padres para asegurarnos que iremos a un ritmo adecuado para familias y tener tiempo mínimo de transportes. Aún así, algunas veces no se podrá evitar por motivos fuera de nuestro alcance, el que viajemos durante varias horas.
  • Habrá un montón de tiempo libre que dará a las familias la oportunidad de participar en actividades que se adapten a sus intereses personales, y el coordinador os podrá informar de las distintas opciones según rangos de edad.

Dependerá de la situación particular de cada país, el que se reserven más o menos servicios, teniendo así que respetar un itinerario prefijado anteriormente.

 

2. LA PARTICIPACIÓN DEL COORDINADOR

El coordinador es un viajero más, igual que vosotros, que viaja por placer e interés y pudiendo viajar con su hijo/a siguiendo la filosofía Paso Junior. No se trata de un guía profesional. No es obligatorio que haya estado previamente en el país, pero se ha estudiado muy bien la ruta, dispone de los informes de viajes de años anteriores, guías y libros de viaje del país, os ha contactado a través del foro para preparar la ruta y habéis decidido entre todos los preparativos antes de la partida. No es un guía turístico y no es tarea suya el ilustraros sobre los monumentos, lugares y museos que visitéis (para eso podemos contratar en destino guías locales), tampoco es responsabilidad suya pedir la comida, o ir a cambiarte el dinero y no es el responsable de las dificultades que nos encontraremos durante el viaje intrínsecas a un viaje de aventura. Aunque los coordinadores tienen experiencia en el cuidado de los niños, no es su labor encargarse del cuidado de estos. Los padres deben ser responsables de los niños en todo momento. Lo que si puede hacer, es intentar localizar algún servicio local que ofrezca el servicio de niñera si así lo desean.

 

3. LA FUNCIÓN DEL COORDINADOR

Del coordinador se espera la labor de buscar alojamiento, transporte y coordinar las actividades comunes a través de la autogestión, tomando como base los viajes realizados anteriormente. Una actitud negativa o inflexible no ayuda al viaje, sino todo lo contrario, supone el riesgo de minar la buena marcha del grupo. Utilizamos medios de transporte públicos y privados, algunas veces dormiremos en habitaciones comunes con baño compartido, otras en hoteles perdidos de gran encanto de mucha categoría, siendo conscientes que sois todo el grupo los que elegís y que verificáis los lugares escogidos. Sed críticos, pero sobre todo expresar vuestra opinión de forma cordial y positiva. Se tendrán en consideración las opiniones de todos los miembros del grupo.

 

4. LA VIDA DE GRUPO

Nuestros viajes son sólo para familias, siendo estás de cualquier tipo, incluidas las tías/os, primos, padrinos, abuelos, monoparentales, mismo sexo… Siempre que viajes con un niño menor de 16 años, eres una familia para nosotros. Un viaje en familia es un viaje adaptado al niño. Es el que marca el qué, el cómo y el cuándo debemos hacer las distintas actividades y que localizaciones y distribución de tiempos debemos utilizar. Tus hijos tendrán compañeros exploradores incluidos en el pack, esto te deja con más tiempo para relacionarte con los demás y disfrutar realmente de tus vacaciones. Nuestras actividades están dirigidas a todas las edades, y animamos a todos los miembros de la familia a que se involucren, dando lugar a que todos disfruten del viaje por igual. Viajaremos con otras familias. Será como viajar con un grupo de amigos, compuesto por familias afines. Sabemos que el desafío más grande en un viaje familiar es mantener a los niños entretenidos. Así que por esto no te tendrás que preocupar. Cada día tiene una mezcla de aventura llena de acción y tiempo libre flexible. Aunque cabe destacar que las actividades son definitivamente opcionales, y puede ser posible simplemente mirar, quedarse en el hotel o hacer algo de exploración independiente. Los padres serán siempre responsables de sus hijos, por lo que tendrán que supervisar a sus hijos que no quieran participar. Los niños tienden a hacer migas de inmediato, lo que te permite disfrutar más del viaje. Muchas familias terminan manteniendo la amistad una vez acabado el viaje. Cada grupo es un mundo y vais a vivir una gran experiencia, toda una aventura humana, compartiendo viaje con gente desconocida, algunos expertos viajeros, otros que viajan en grupo tras años viajando por su cuenta y otros para los que este viaje es su bautismo aventurero. Compartiréis experiencias, emociones, vivencias, trabaréis grandes amistades y quizá pequeños desacuerdos. El éxito o el fracaso del viaje depende en gran medida de todos vosotros y de generar una armonía como grupo. El viajar en grupo comporta pequeños sacrificios, pero la experiencia se ve recompensada con creces. Debéis estar abiertos a la interacción con vuestros compañeros, aceptar sus peticiones y soportar los defectos. Los grupos familiares son lo suficientemente pequeños para evitar las multitudes y llegar a algunos lugares fuera de la ruta típica, pero lo suficientemente grande para una buena mezcla social. El tamaño promedio de grupo (máximo 15 personas) nos permite movernos en barcos locales, autobuses y trenes, comer en restaurantes locales y relajarnos en alojamientos tradicionales y casas de familias. Quien muy a nuestro pesar decidiera abandonar el grupo durante el viaje podrá hacerlo tras haber firmado una declaración que exima de cualquier responsabilidad a la agencia, perdiendo cualquier derecho con relación a la organización del viaje. Si algún miembro del grupo cayera enfermo, el grupo aguardaría un mínimo de 24-48 horas (siempre y cuando no haya un vuelo contratado en ese período) esperando su posible recuperación. Una vez transcurrido ese período y en el caso de que el enfermo no pudiera continuar, se valorará que el grupo continúe el viaje y el enfermo sea repatriado.

 

5. EL FONDO COMÚN o “EL BOTE”

Lo habitual en los viajes es hacer un “bote” entre todos los viajeros, que se utiliza para pagar los servicios incluidos dentro del presupuesto, como los alojamientos, transportes y demás actividades. Podemos hacer un segundo bote para los niños, ya que muchas veces estos tienen descuentos a la hora de comer o ciertas actividades. El presupuesto publicado en la página web es por adulto y se basa en la utilización de hoteles sencillos, restaurantes medios y transporte público local y está calculado a partir de la experiencia de grupos que han realizado el mismo viaje en otras ocasiones. El presupuesto de los niños dependerá de la edad de estos, y suele ser inferior a la cantidad estipulada por adulto. La fluctuación del tipo de cambio o en el caso de alquiler de coches que estén al máximo o mínimo de su capacidad puede influir en que el presupuesto sea mayor que el esperado. Los hoteles de lujo o de grandes cadenas internacionales y restaurantes caros no entran dentro del espíritu de nuestros viajes. Se elegirá desde el primer momento un portador del bote, que se encargará de gestionar los fondos e informar de los gastos al coordinador que los irá anotando en el libro de ruta. Las aportaciones al fondo común serán siempre de pequeñas cantidades, para minimizar el daño en caso de robo o pérdida. En una situación así, el grupo responderá colectivamente, dividiendo la cantidad perdida entre todos los viajeros. En el caso en el que la agencia o el coordinador hayan aportado dinero correspondiente al apartado de presupuesto para reservar algún tipo de alojamiento o transporte, este importe se reintegrará al coordinador una vez se junte el grupo en el aeropuerto.

 

6. LOS ALOJAMIENTOS

Utilizamos gran variedad de alojamientos, elegidos por su relación calidad-precio, ubicación y ambiente. Una vez abierto el foro, el coordinador propondrá distintas opciones para ir eligiendo entre todos. El coordinador reservará la primera noche desde España, ya que llegaremos cansados del viaje. El resto de hoteles se reservaran unos días antes de llegar, conforme el grupo vaya decidiendo la ruta. Esto nos permite una mayor flexibilidad y variar la ruta si así lo decide el grupo. Los alojamientos podrán ser de todo tipo y hay que estar abierto a ello. Se procurará que las familias de dos duerman en una habitación doble. Para grupos de tres, haremos todo lo posible para darles una habitación triple. En algunos lugares las habitaciones triples son escasas. Esto significa que en la práctica, una habitación triple a menudo es una habitación doble con un colchón extra o con una cama suplementaria. Donde no sea posible proporcionar una habitación triple, podréis decidir que miembro de la familia duerme en una habitación individual o compartiendo con otra familia en la misma situación. Para las familias de cuatro o más, lo más probable es encontrar dos habitaciones dobles, aunque siempre que sea posible, encontraremos una habitación cuádruple o dos dobles contiguas. Siempre haremos el mayor esfuerzo para asegurar que las familias se hospeden juntas, pero no siempre podemos garantizar esto, ya que la mayoría de las viajes familiares son durante la temporada alta. Habrán ocasiones en las que usaremos dormitorios compartidos entre los miembros del viaje o incluso con otros viajeros, pudiendo disponer de baño privado o no. Siguiendo la filosofía de Paso Junior, priorizaremos pequeñas casas de huéspedes que reflejan el carácter de la zona, regentadas por la gente local. Así nos alojaremos en hoteles de 2 a 3 estrellas, casas familiares… De esta manera ayudaremos a pequeñas economías, teniendo mayor contacto con la población local y costumbres. El alojamiento siempre será limpio, sencillo y family welcome, ofreciendo a los más pequeños espacio donde jugar y correr. El baño algunas veces estará en la habitación y otras será compartido en el pasillo. En algunas zonas rurales, estos pueden ser de un nivel más rudimentario que en casa. En estas circunstancias se recomienda llevar productos de saneamiento de manos y servilletas. Recuerda – ¡es todo parte de la experiencia! También buscamos experiencias de alojamiento únicas, como dormir bajo las estrellas en el desierto. Cuando los viajes se realicen en tiendas de campaña, estas serán de tres plazas y será función de todo el grupo el montarlas y desmontarlas, así como la preparación la comida cuando dispongamos de hornillos y material de cocina.

 

7. VIAJE CON COCHE DE ALQUILER

En algunos de nuestros viajes nos desplazaremos en transporte privado. En algunas ocasiones será un conductor local el que conduzca, pero en otras ocasiones seremos nosotros mismos. Los viajeros que se apunten a este tipo de viajes y no dispongan de permiso de conducir o no están capacitados para conducir en ese país, ya que los caminos pueden estar en mal estado y la conducción puede ser por la izquierda, deben de comunicarlo con anterioridad a Paso Junior. El resto de viajeros aceptarán turnarse para conducir solo si están capacitados para ello y deberán tramitar el permiso de conducir internacional en la jefatura de tráfico de su comunidad, ya que dicho permiso puede ser requerido por las autoridades locales del país de destino. Por norma general, desde Paso Junior nos encargaremos de reservar los coches con anterioridad, con el fin de reducir costes de reservas de última hora. En muchos países, las sillitas de seguridad para coches no son obligatorias, y los taxis y coches de alquiler no las llevan, por lo que si os parecen imprescindibles, las tendréis que traer y cargar vosotros. Todos los participantes de este tipo de viajes aceptan que:

  • Deberán pagar en destino una cantidad diaria al proveedor local del vehículo con el fin de reducir en la medida de lo posible la franquicia del vehículo y eliminar posibles contingencias y pagos en caso de rotura o accidente.
  • La compañía de alquiler de coches exigirá una tarjeta de crédito en concepto de garantía en el momento de retirar el vehículo a nombre de una de las personas a cuyo nombre se haga el contrato de alquiler. El viajero que no disponga de tarjeta de crédito deberá comunicárselo a Paso Junior previamente a la salida del viaje.

El viajero por tanto se compromete:    

  • A ser plenamente solidario con todos los compañeros de viaje en caso de costes extras imputados por la compañía de alquiler, debidos a daños causados al vehículo, robo, multas de tráfico, etc…e independientemente de la circunstancia en la que se encuentre en el momento del daño o infracción y tanto si se encuentra en el vehículo multado o en otro que forme parte del grupo.
  • En relación a los compañeros de viaje que han dejado como depósito su tarjeta de crédito, se compromete a reembolsar la parte del dinero proporcional que corresponda a los gastos extra que la compañía de alquiler cargue en la tarjeta.
  • A saldar durante el curso del viaje y en el mismo momento en el que se realiza el pago del servicio, la cantidad estipulada de común acuerdo, basada en la división en partes iguales entre todos los participantes del grupo del total de los gastos incurridos.  

 

8. RESPETEMOS LAS LEYES, VESTIMENTA Y CULTURA DE LOS PAISES QUE NOS ACOGEN

Viajar es beneficioso para los niños, entre otras cosas por la infinita oportunidad de crecimiento que da. Y más aún si es en familia. El encuentro con nosotros mismos, con otras familias y con la nueva cultura, es una fuente inagotable de lecciones de vida. En nuestros viajes tratamos en la medida de lo posible integrarnos con la población local, acercarnos a su cultura y a su ambiente, pero siempre desde el punto de vista del respeto, no queriendo imponer nuestras costumbres sino aceptando las suyas. Nos gusta viajar como viajeros, no como turistas, tratando de contaminar lo menos posible con nuestros pasos el medioambiente y las sociedades locales. Buscamos fomentar un turismo responsable desde el punto de vista social, económico y ambiental. Conviene que nos informemos sobre el país al que vamos a viajar, sus costumbres, su cultura, sus tradiciones, su religión, su historia. Nunca debemos adoptar comportamientos ofensivos a las costumbres o vestimentas locales ni pretender que nos traten diferente al resto por el simple hecho de ser occidentales. Los países a los que viajamos son tolerantes con las normas occidentales, pero te ganarás el respeto local si incluso los niños se visten apropiadamente. Este es particularmente el caso de las adolescentes: ropa muy corta, donde en otros lugares es de moda, atraerá la atención y las miradas no deseadas. Recuerda que viajaremos a países con otras religiones, por lo que tendremos que vestir de forma un poco conservadora. En las zonas más turísticas puede no ser un problema, pero más vale evitar y además enseñamos a los niños el valor de respetar las costumbres de a dónde vamos. Siempre debemos pedir permiso antes de fotografiar. Ya verás cómo entablar una conversación y ganar una sonrisa es mejor que “robar” una foto. Comprar negociando un precio justo, no mostrar nuestra riqueza o pelear hasta la saciedad por 10 céntimos, sino negociar desde una situación de igualdad. Ofender al pueblo que nos recibe no es solo señal de mala educación, sino de gente poco civilizada. Respetar sus leyes y costumbres y no derrochar cosas que para nosotros pueden ser básicas como la comida o el agua, que en ciertos países pueden resultar bienes preciosos.

 

9. LA SITUACIÓN DE SEGURIDAD EN LOS PAÍSES DEL MUNDO

Se deben tener las mismas precauciones que en cualquier otro viaje. La situación internacional es complicada, y desgraciadamente ya no nos sorprende ver en los titulares de las noticias algún tipo de conflicto local, atentado o catástrofe natural. Es por ello que resulta tremendamente complicado prever a un año vista la situación de seguridad en los países. La web del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, facilita dentro de su apartado Países y Regiones, un amplio desglose país por país de las distintas situaciones de seguridad, así como los requerimientos en cuanto a visados y vacunas. Existen páginas similares para los ciudadanos franceses, las recomendaciones del gobierno británico, o la página estadounidense. Cada país tiene sus propios barómetros en cuanto a los niveles de seguridad, por lo que las informaciones y consejos pueden diferir unos de otros. Invitamos a todos los viajeros a consultar estas páginas web aconsejadas y así valorar objetivamente la situación de seguridad del país de destino y decidir así su participación en el viaje.

 

10. INTROSPECCIÓN

Os hemos invitado en cierta manera a que recapacitéis sobre el viaje que vais a emprender. Si en algún momento os dais cuenta de que os habéis equivocado de viaje o que no habéis comprendido bien la filosofía de nuestros viajes, tratad de no reaccionar equivocadamente. Intentad adaptaros a la vida del grupo y llevad la convivencia lo mejor que podáis. Ya veréis como vuestros compañeros os ayudarán a descubrir un nuevo estilo de viaje que os abrirá la mente y la forma de ver la vida, así como una nueva forma de relacionarnos dentro de una comunidad viajera que viaja fuera de los esquemas preconcebidos. Te has planteado estas preguntas: ¿sabes que vas a ver? ¿En qué medio de transporte vas a viajar? ¿Dónde vas a alojarte? ¿Qué experiencias vas a vivir? Te recomendamos que te documentes la ficha práctica del viaje y si te das cuenta de que no es lo que esperabas, permitidnos un consejo: sobre todo trata de no mostrar actitudes negativas, déjate llevar, disfruta el viaje y fíate de tus compañeros de viaje.

 

¡¡¡¡NOS VEMOS EN EL VIAJE!!!!

Galeria de fotos

Los clientes de Paso Junior tienen un 10% de descuento* en productos de viaje y aventuras de Always with kids *

*Pide tu cupón de descuento al contratar tu viaje. Este descuento no es aplicable a productos en oferta, ni acumulable a otros cupones de descuento.

¿Te gustaría ir a Tailandia en agosto del 2018?

Llámanos al teléfono 685 696 677 o escríbenos:

Nombre:

Email:

Teléfono:

Asunto:

Mensaje: